Pandemia del COVID-19 lleva a suspender Fiesta de La Tirana 2020

1164

Se esperaba, se rumoreaba, aunque muchos confiábamos en que las circunstancias podían cambiar de aquí a Julio, la Fiesta de la Virgen de Carmen de La Tirana se suspende este año por la pandemia del Covid-19 que afecta a Chile y al mundo.

calendario fiesta de la tirana 2014 foto de tito alarcon identidadyfuturo.cl
Misa de Vísperas, celebrada el 15 de julio en el Santuario de La Tirana. 15 de julio de 2011.

Desde marzo que todas las celebraciones religiosas están suspendidas en templos y santuarios. La más importante, Semana Santa debió ser celebrada en los hogares, y el tradicional Cuasimodo también se suspendió. La razón, evitar los contagios por aglomeraciones de personas.

La Fiesta de La Tirana, una celebración tan antigua, tuvo durante casi todo el siglo XX un desarrollo ininterrumpido. Hasta este año solamente en tres ocasiones no se había realizado: En 1934, 1991 y 2009. En esas oportunidades también por temas de salud. En 1934 por el tifus exantemático y la viruela. En 1991 por el cólera y en 2009 por la gripe A (H1N1). (1)

Monseñor Guillermo Vera, obispo de Iquique, comenzó leyendo un comunicado este 8 de mayo diciendo que “No subiremos a la Tirana como estamos acostumbrados a celebrar, no por eso no celebraremos la Fiesta, sino, que lo haremos de una manera distinta”.

“Con motivo de la enfermedad que nos aflige, hace ya unas semanas que el Santuario está cerrado, y por el momento seguirá así, pero el corazón de la Virgen no lo estará, más bien, estará siempre atento, abierto y dispuesto a acoger la oración de los hijos que en cualquier lugar eleven hasta Ella”. Agregó Mons. Vera.

Con respecto a los Bailes Religiosos comentó: “Estoy cierto que estos sentimientos animaron a las Asociaciones de Bailes Religiosos hace ya unas semanas a tomar el acuerdo de ofrecer el sacrifico de no subir al Santuario este año por las circunstancias que vivimos y ofreciendo así el sacrifico de la obediencia y de la responsabilidad con que hemos de cuidar la vida de nuestros mayores y de toda persona en cada una de nuestras familias. Como obispo agradezco esta determinación.”

Para finalizar, agregó que en las próximas semanas se irá entregando información de cómo podremos vivir la Fiesta desde nuestros hogares, pero enfatizando que desde ya sigamos cuidándonos, acatando lo que las autoridades nos piden para nuestro bien, y que recemos de manera personal y familiar, disponiendo así nuestros corazones a vivir con frutos esta Fiesta diferente.

Fuente: Obispado de Iquique

(1) “LA TIRANA: EL AÑO EN QUE LA FIESTA ESTUVO EN PELIGRO“, por Bernardo Guerrero Jiménez en Revista Diálogo Andino, versión online. link.