Cerro La Cruz de Zapallar es declarado Santuario de la Naturaleza

44

El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó la declaración del Cerro de la Cruz de Zapallar como Santuario de la Naturaleza, medida que tiene por objetivo la conservación de la biodiversidad del dicho espacio.

Cerro La Cruz de Zapallar es declarado Santuario de la Naturaleza
Cerro La Cruz de Zapallar. Foto: Bosques de Zapallar

La iniciativa liderada por la Corporación para el Desarrollo de Zapallar, con la asesoría de Tepual Conservación y el apoyo del municipio y la Corporación Bosques de Zapallar, contó con el apoyo de más de 2.500 personas e instituciones, incluyendo Rainforest Concern, Jardín Botánico Chagual, Museo de Historia Natural de Valparaíso, Real Jardín Botánico de Edimburgo, Fundación Borde Costero y The Nature Conservancy.

El Cerro de la Cruz, también conocido como “Islote Litis”, “Isla Liles”, “Isla de las Lilas”, “Potrerillo” o “Morro del Potrerillo”, se ubica en el cabo contiguo a la caleta, donde remata la bahía en una punta rocosa. Su altura es de 37 metros y para efectos de la declaratoria, se consideró un área cuya superficie total es de 17,02 hectáreas, comprendiendo 9,7 hectáreas terrestres de propiedad de la Ilustre Municipalidad de Zapallar, una zona intermareal de 2,16 hectáreas y una zona submareal de 5,16 hectáreas, ambas ubicadas al noroeste del cerro.

El alcalde Gustavo Alessandri indicó que “nos encontramos felices de poder dar una noticia tan significativa como lo es esta declaratoria del Cerro La Cruz de Zapallar como Santuario de la Naturaleza. En este sentido, es relevante destacar que este resultado se debe a la alianza público privado sostenida en el tiempo, junto al compromiso que desde esta gestión municipal hemos desplegado”.

Esta nueva área protegida se inserta en la ecorregión de clima mediterráneo de Chile, considerada como uno de los sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad en el mundo, debido a su alto endemismo, nivel de degradación y amenazas.

Resguardo de biodiversidad

El área cuenta con una diversidad de flora y fauna que puede considerarse excepcional para un ambiente periurbano, donde suelen dominar las especies exóticas. A su vez, tiene la particularidad de contar con una gran diversidad de ambientes, entre ellos, distintos tipos de matorral y borde rocoso, incluyendo el intermareal y mareal, con pozas, grietas y paredones, lo que permite una alta diversidad de flora y fauna asociada.

En cuanto a la vegetación del Cerro de La Cruz, destacan los matorrales costeros con un alto valor ecológico, debido a su biodiversidad y a la presencia de especies en categoría de conservación. En planicies costeras y en laderas frente al mar pueden encontrarse especies como chagual, chagualillo, quisco, vautro, chamicilla, palo de yegua, tupa, y coralillo.

Por su parte, los sitios rocosos y acantilados cerca del mar pueden albergar chilenito, sosa, doquilla, calilla y vinagrillo, y arbustos como borlón de alforja y chamicilla.

En total, se han registrado 143 especies de plantas vasculares, incluyendo un alto endemismo, que alcanza el 44,1% de la riqueza florística total del área.

Respecto a la fauna, destacan aves costeras como el yeco, gaviota dominicana, pelícano y pilpilén; aves terrestres asociadas al matorral, como el picaflor gigante, picaflor chico, cachudito, jilguero, mero y tordo. También habitan reptiles como lagartija lemniscata, lagarto nítido, lagartija esbelta, lagarto oscuro y lagarto de Zapallar.

En los ecosistemas rocosos de borde marino se hallan moluscos, equinodermos y peces en la línea de baja marea, así como caracoles y cangrejos en la línea de alta marea. Los roqueríos del cerro presentan características que permitirían albergar al lobo marino y al chungungo. En el intermareal de estos ecosistemas es común la presencia de especies marinas como el pejesapo, la vieja negra, el caracol, la lapa y el chorito maico.

Además del valor ecosistémico, Cerro de La Cruz comprende valores paisajísticos, turísticos, sociales y culturales. De esto dan cuenta instrumentos de planificación territorial, crónicas históricas y costumbres arraigadas, como lo son el paseo por sus senderos y vistas, los vestigios de conchales, la pesca o las plegarias en la gruta de la Virgen de Lourdes de su base.

Resta toma de razón de Contraloría

Por todo lo expuesto es que era necesaria su declaración como Santuario de Naturaleza, ya que se convertirá en un área protegida oficial, debiendo ser resguardada tanto por el Estado como por privados.

Luego de su aprobación por parte del Consejo de Ministros, la Contraloría General de la República debe tomar razón del decreto de creación, y con ello, el área pasará a conformar oficialmente el Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado, con la próxima entrada en vigencia del nuevo Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas.

Fuente: Comunicado de Prensa