Antártica, Tierra de Exploradores

347

Texto y Fotos: Benjamín Aguirre, desde la Antártica.

La Antártica es el último continente descubierto por el hombre. A lo largo de la historia ha seducido el espíritu de exploradores y aventureros. A los pocos afortunados que han estado allí les ha infundido una gran pasión que va mas allá de la comprensión de aquellos que nunca han visitado el continente blanco salvaje e impredecible, la Antártica está rodeada por desafiantes mares, su geografía es única y, generalmente impenetrable.

La Antártica es realmente una tierra de costrastes, pues es el continente más alto como también es el más bajo, ventoso, seco y frio sobre la tierra, y el que posee la actividad glaciar más dinámica. La Temperatura media anual sobre la meseta polar es de -50º Celsius.

Relatos de extraña vida silvestre han sido documentados a través de las narraciones de exploraciones y expediciones científicas. Estos animales, plantas, bacterias y hongos, viviendo en condiciones tan inhóspitas, han tenido que desarrollar adaptaciones únicas y maravillosas a los efectos de sobrevivir.

La Antártica es el único continente que jamás ha tenido un asentamiento humano permanente. Hoy en día tiene estaciones científicas con personal que es relevado todos los años.

Aislada y sin recursos suficientes para el normal desarrollo de una población estable, permaneció desconocida hasta hace muy poco tiempo. Su descubrimiento fue gradual y más que una búsqueda, se debió a la acción de furiosas tormentas que desviaban a los navegantes hacia el sur, y como consecuencia de la búsqueda de lobos peleteros y ballenas con fines comerciales. Algunas de las aventuras más excitantes y trágicas han tenido lugar en el océano austral y sobre su blanco territorio desértico.

Si bien, gracias a la tecnología, actualmente es un lugar más accesible y seguro, quienes tienen la posibilidad de conocer la Antártica regresan admirados por los peligros que afrontaron los primeros exploradores del mar austral y del continente blanco.

Una imágen distinta, más amable y amigable la dan los simpáticos pingüinos, quienes se mueven a sus anchas por mar y hielo, pintando con sus “smokings” los albos paisajes de este continente.

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores

Antártica, Tierra de Exploradores