Se Inicia Reconstrucción de la Hacienda El Huique

511

Las históricas casas de la Hacienda-Museo de San José de El Carmen de El Huique, que sufrieron graves daños en el terremoto de 2010, comenzarán a ser reconstruidas. Ubicada en el Valle de Colchagua, en la Comuna de Palmilla (56 kilómetros al poniente de San Fernando), en la ribera oriental del río Tinguiririca, la Hacienda tiene un alto significado para nuestro patrimonio histórico-cultural.

Sus orígenes se remontan a la gran Hacienda Larmagüe, propiedad de doña María Paula Mercedes de Lecaros y Lecaros, casada con don Pedro Gregorio de Echenique y que en el siglo XVIII llegó a totalizar las 30.000 hectáreas. Por sucesivas divisiones la parte correspondiente a la hacienda San José de El Huique, llegó en 1828 a propiedad de don Juan José Echenique y Bascuñan, quien inició en 1829 la construcción de la actual casa. La hermosa capilla fue terminada en 1852 y ese mismo año comenzó a funcionar con la autorización escrita de la Santa Sede. Años más tarde se le acrecentó el pórtico y el campanil de 23 metros de altura.

Bonete huicano

La hacienda fue heredada por la hija única de don Juan José, doña Gertrudis Echenique, casada con don Federico Errázuriz Echaurren (Presidente de Chile entre 1896 y 1901). El ilustre matrimonio Errázuriz-Echenique continuó anexando nuevas dependencias, conformando varios patios interiores, en una orgánica gradualidad de construcción muy característica de las casas patronales chilenas.

Con sus nueve patios internos y su intensa vida económico-social, en El Huique se desarrolló una micro-historia dotada de una identidad emblemática, que algunos historiadores llaman de “cultura huicana”; la cual, armonizando sabiamente los adelantos de la época con el respeto y fidelidad a la tradición, nunca le alteró el carácter propio de una gran hacienda típicamente chilena. Una muestra de su riqueza de vida y de su creatividad es el famoso “bonete huicano”; sombrero de copa en punta con ala ancha, que surgió de sus telares y estilos propios, confeccionado en lana de oveja prensada, bordado a mano con escenas del campo y flores de vivos colores. En 1928 la propiedad fue heredada por doña Elena Errázuriz Echenique, casada con el diplomático don Renato Sánchez de Loria y García de la Huerta. Abierta a las modernizaciones, pero de refinada cultura, ella supo introducirle las comodidades necesarias manteniendo la arquitectura y las tradiciones de El Huique; recopilando al mismo tiempo, con dedicación y cuidado, prendas, objetos familiares de valor y documentos para consolidación y enriquecimiento del acervo recibido. Al fallecer en 1966, doña Elena pidió a sus hijos en testamento que preservaran El Huique y sus valiosas tradiciones.

En 1971 el conjunto fue declarado Monumento Histórico Nacional y en 1975 la familia Sánchez de Loria-Errázuriz decidió traspasar el histórico inmueble al Ejército de Chile para su adecuada conservación. Desde 1996 fue abierto al público como Museo Histórico Costumbrista y Agrícola y está inserto en un extensión de 79,85 hectáreas, protegidas en la condición de zona típica. Sin embargo, el terremoto del 27 de febrero de 2010 fue implacable. La fachada de la Iglesia de 23 metros de altura se derrumbó por completo y los muros del sector surponiente también sufrieron serios daños. La reconstrucción y restauración se espera que comiencen este mes. La conservadora de la hacienda-museo, Loreto Lucar, destaca la gran importancia de dicho rescate, porque El Huique “es lo único que va quedando de la época de la hacienda en Chile. Si no se repara, no habrá testimonio para las próximas generaciones.”

El Huique después del terremoto / Foto: Fundación Altiplano

El programa de reconstrucción y recuperación se enmarca dentro del Sello Regional del Consejo de la Culturay tiene como objetivo no sólo restaurar el inmueble, sino dar a conocer su importancia histórico-cultural. El costo del emprendimiento asciende a los $7.000 millones; los cuales serán financiados por el Consejo de la Cultura, el Ejército de Chile y la Subsecretaría para el Desarrollo Regional. Para el ministro de Cultura Luciano Cruz-Coke, el Huique “representa la cuna de la chilenidad y una perfecta oportunidad para la valoración y recuperación del patrimonio arquitéctonico de la región. Se trata de una de las obras más importantes de Restauración y Reconstrucción Patrimonial de Chile”.

Fuentes:

  • “Casas de Campo Chilenas”. Teresa Pereira y Hernán Rodríguez. Santiago de Chile, 2004.
  • www.museoelhuique.cl
  • La Tercera, 7/3/2012.

Foto Portada: Precom Comunicaciones