Palmas de Peñaflor se presentó en la Plaza de Toros de Sevilla

257

Desde las diez de la mañana de ayer domingo que en el Paseo Colón, pleno centro de Sevilla, más de 70 coches comenzaban su desfile  para dar lugar a la primera evaluación de la XXVII Exhibición de Enganches de Sevilla. Las calles estaban repletas de aficionados y turistas que miraban pasar, admirados, la variedad y los finos detalles de los modelos.

Palmas de Penaflor en la plaza de toros de Sevilla
Palmas de Penaflor en la plaza de toros de Sevilla / © @bterry_13

La exhibición es un concurso de enganches de tradición, es decir, todos los carruajes son antiguos, restaurados y están tirados por magníficos caballos; los enganches que participan son los más representativos y espectaculares de España. Y se enmarca dentro la tradicional Feria de Abril de la ciudad.

A las 12 en punto ingresaron los coches oficiales al ruedo en que se dersarrollaría la competencia propiamente tal. El primero de ellos llevaba al Canciller Alfredo Moreno y su esposa, al Ministro de Cultura Luciano Cruz-Coke y al Embajador Sergio Romero y su esposa: Chile era el invitado de honor este año. Después de entonar los respectivos himnos nacionales y, ante una plaza de toros casi repleta, se presentó la Escuadra Ecuestre Palmas de Peñaflor, encabezada por Alfredo Moreno Echeverría, hijo del Canciller.

La Escuadra ejecutó una espléndida demostración de riendas, donde los hábiles jinetes nacionales mostraron las destrezas del caballo chileno, y luego presentaron bailes de La Tirana y una cueca a caballo, lo que admiró al público que repletaba las graderías. Finalmente desplegarían sendas banderas y españolas, marcando el fin de la presentación.