Talleres de Canto “a lo Divino y a lo Humano” en Algarrobo

141

Desde el mes de abril los días martes a las 17:30 horas en la Sala Bordemar de la Casa de la Cultura de Algarrobo, se está realizando un taller de “Canto a lo Divino y a lo Humano” en la poesía popular dirigido a niños jóvenes y adultos a cargo de los destacados poetas populares Arnoldo Madariaga López y Arnoldo Madariaga Encina.

Este taller ya ha captado un número significativo de participantes, los que con el mar de fondo asisten puntuales a sus clases las que son impartidas cuatro veces al mes durante cinco meses.

El canto a lo Poeta, con más de 400 años y que hoy en día comienza nuevamente a gozar de plena vigencia en nuestra zona central, es la poesía cantada a lo Divino y a lo humano, con guitarra traspuesta, rabel o guitarrón chileno, que escribe la otra historia de Chile, que ha fructificado de generación en generación, de padres a hijos, al compás de la comunicación familiar.

Según la tradición oral de los propios cantores a lo divino, se le atribuye su origen a la llegada de los sacerdotes jesuitas a la zona central de Chile, (aprox. en el año 1600), desde donde salían a recorrer una gran parte del país. Hasta el Choapa por el norte, hasta el Maule por el sur y de mar a cordillera.

Lee también:  Breve Historia del Fuerte de Nacimiento - Su Restauración

Arnoldo Madariaga López, nació en 1938 en Casablanca, ya en 1948 se iniciaba como cantor a lo humano y lo divino, poeta popular, payador y guitarronero, oficios que luego han continuado su hijo, Arnoldo Madariaga López y su nieto, Máximo Retamales Madariaga. En familia ha sido artífice por años del Encuentro Nacional de Payadores de Casablanca, que reúne en esa localidad campesina de la provincia de Valparaíso a poetas chilenos y extranjeros.

Por su parte, Arnoldo Madariaga López tenía trece años cuando fue uno de los fundadores de las vigilias de canto a lo divino iniciadas en los años ’70 en el capitalino Templo Votivo de Maipú. Era un destino familiar: Madariaga es la segunda generación dedicada al canto después de su padre, con quien además, ha compartido la mayor parte de su trabajo en la poesía popular religiosa y también en la paya.

Dos son los instrumentos de cabecera de Arnoldo Madariaga López: el guitarrón chileno y la guitarra traspuesta, o afinada en variantes distintas a la convencional. Dirige talleres de ese instrumento en zonas rurales de su región natal y es un invitado frecuente en encuentros de payadores y guitarroneros.

Esta actividad, es financiada por el Concejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del Fondo de Desarrollo Cultural y las Artes Región de Valparaíso, además, es patrocinada y organizada por la I. Municipalidad de Algarrobo. Dentro de sus contenidos, contempla: origen histórico, métricas, fundamentos, melodías, creación de décimas y cuartetas, afinaciones campesinas de guitarra traspuesta y sonidos del guitarrón chileno.
Al final de este taller, se hará una presentación con público en la sala Bordemar.

Lee también:  Retrasan Festividad de San Pedro en Valparaíso

Más información e inscripción: (35) 48 13 97

Fuente: Municipalidad de Algarrobo