La tradicional esquina de Recoleta con Santos Dumont destaca por el colorido azul de la antigua y pequeña capilla de la Viñita, ubicada a los pies del Cerro Blanco. Su origen fue una ermita dedicada a la Virgen de Montserrat construida originalmente en la cima de dicho cerro. Un verdadero vestigio histórico de los inicios mismos de la Conquista y de la entrañada devoción a la Madre de Dios presente en Chile desde esos tiempos heroicos. Pasaron décadas y centurias, vientos, tempestades y terremotos; el lugar cambió de dueños varias veces y hoy, en las dependencias de la histórica capilla, se encuentra funcionando uno de los centros de Fundación Paternitas, que trabaja con los presidiarios en las cárceles. Se dice incluso popularmente, y no sin licencia de lenguaje, que allí acuden a pedir protección de la Virgen hasta los mismos “ladrones”…

Comienza Restauración de Capilla “La Viñita”, santuario de monserrat

Capilla de la Viñita, año 2017. Hoy en día además de Santuario de la Virgen de Monserrat en sus dependencias se encuentra la sede de la Fundación Paternitas. Foto: @Muni_Recoleta

Vamos a lo primero. La importancia de este monumento radica en su legado histórico como la primera construcción religiosa en Chile, tras la solicitud que hiciera allá por el año 1545 Inés de Suárez, devota de la Virgen de Montserrat, para la instalación de la ermita original en el Cerro Blanco. En 1558, el Gobernador don Francisco de Quiroga e Inés de Suarez, entonces ya su esposa, donaron a los Padres Dominicos recién llegados a la evangelización de Chile, tierras de su propiedad en esa zona, incluída la ermita de la Virgen de Montserrat. Más tarde el oratorio fue trasladado a los pies del mismo Cerro ya como capilla y vendría a ser el pequeño Santuario de la Virgen de Montserrat. Se trata, pues, de un verdadero e inapreciable puente que sobrevivió en medio de la moderna, poluída y gran Metrópolis que es hoy Santiago, uniéndonos con nuestro pasado colonial, con su Fe, su épica, sus altibajos, su realidad viva; enfin, toda su historia más que centenaria.

La capilla, que fue declarada Monumento Nacional de Chile en la categoría de Monumento Histórico el 19 de noviembre de 1990, fue construida con adobe, lo que en la actualidad ha mermado la firmeza de su estructura. El terremoto de febrero de 2010 la dejó con serios daños, entre los que se encuentran el 80% de sus muros agrietados, la techumbre a punto de caer, la torre con daños estructurales y el coro desnivelado, daños que forzaron a cerrarla al público.

La restauración que actualmente se ejecuta, tiene por objetivo recobrar el valor integral del Monumento Nacional, considerará la reparación de grietas, pilares, cielos de maderas, sistema de evacuación de aguas lluvias, techumbre, entablado del cielo falso y pinturas murales sobre tela. Además se contempla la restauración del Campanario y elementos ornamentales.

La reparación se inició el 6 de junio y tiene un costo aproximado de mil millones de pesos, financiados por el Gobierno Regional Metropolitano y ejecutado por la Dirección de Arquitectura del MOP.

Otras obras contempladas son la reposición de pavimento de madera interior, revoque, piezas estructurales, aleros y tapacán de madera, así como también, la instalación de pavimento de pastelón artesanal decorativo y reja exterior. Contará además con nueva instalación del sistema eléctrico y de iluminación y el mobiliario necesario para el funcionamiento de la capilla.

Estos trabajos de restauración debieran estar terminada a mediados del próximo año.

 

Historia de la Iglesia de La Viñita

La Iglesia de la Viñita está ubicada actualmente en la intersección de las calles Santos Dumont y Avenida Recoleta, en la comuna del mismo nombre, en la Región Metropolitana.

Se trata de un templo construido en adobe con muros de 1,60 m. de ancho. Cuenta con una torre coronada por un campanario y que por el interior de la iglesia conduce hacia el coro. Su techumbre es soportada por gruesas vigas de madera que cubren la nave rectangular.

Originalmente fue mandada a construir por Inés de Suárez en la cima del Cerro Huechuraba, hoy Cerro Blanco, como una Ermita a la Virgen de Montserrat, patrona de los conquistadores. Esa primera edificación data entre los años 1545 y 1547, en pleno proceso fundacional de la capital del país. Como en esa época aún no estaba concluida la Iglesia Parroquial de Santiago, la Ermita de Montserrat constituyó seguramente la primera construcción religiosa realizada en el país. Con el paso de los años, la estructura precaria y las dificultades que implicaba su emplazamiento, motivó su traslado a los pies del cerro hacia fines del siglo XVI. Allí se construyó un nuevo santuario, que constaba de una capilla de veinte varas y un pequeño claustro. La construcción se mantuvo en pie hasta el devastador terremoto del 13 de mayo de 1647.

Comienza Restauración de Capilla “La Viñita”, santuario de monserrat

Antigua capilla de la Viñita. Foto: @dudu_selim

La primera piedra del templo actual fue colocada el 23 de noviembre de 1834, erigido con la participación del conocido arquitecto Eusebio Cheli. En el “auto de erección” se establece que la futura iglesia sería la continuación de la antigua Ermita de Montserrat. Su actual nombre de La Viñita comenzó a usarse desde ahí en referencia a los extensos viñedos y huertos que la rodeaban.

 

virgen-de-monserrat-paternitas-virgen-de-los-ladrones

El arzobispado de Santiago entregó el santuario a la Fundación Paternitas, con el objetivo de construir un centro que acoja, acompañe, oriente y capacite a las familias vinculadas al mundo delictual. La Virgen de Montserrat se hizo conocida de algún modo también en el mundo turbulento del hampa como la Mamita Negra” (por el color oscuro de la madera en que fue tallada), o La Monse”. Por lo que no es de extrañar que hasta más de algún delincuente, en medio de los claro-obscuros de su conciencia embotada y deformada, también haya acudido a rezarle a la Virgen Madre pidiéndole protección a su manera…

 

Fuente: El Mercurio /CMN.cl/ recoleta.cl/paternitas.cl

Tags: , ,

Comentarios: