Casona Pío Díaz de Valdés: Que satisfacción tengo, y la quiero compartir con ustedes

282

Hace unos 7 años me reencontré con un lugar que marcó mi infancia, daba terror pasar por él, sobre todo por las leyendas y cuentos de terror que contaban los lugareños. Esta era la hoy conocida Casona Pío Díaz de Valdés.

Bueno cuando me decidí darle otro tono a las incipientes investigaciones históricas que venía realizando, quise enfrentar mis miedos de niño con aquel lugar, las ruinas o el castillo embrujado de calle Guanaco, ubicado al costado sur de la piscina mirasol, actual comuna de Huechuraba.

casona pio diaz de valdes

El año 2017 nos acercamos al lugar y conocimos a los cuidadores, ahí nos facilitaron recorrer sus ruinas, además de información valiosa, con la cual procedí a publicar en redes sociales, dado lo anterior, se puso en contacto la familia Díaz de Valdés, descendientes de Javiera Carrera, ellos con una gentileza enorme me facilitaron mayor información, dado que su familia había construido este palacete desde finales del siglo XIX.

Ahí comenzó la magia. Llevamos a la comunidad a conocer las ruinas, realizamos visitas guiadas con colegios. Posteriormente a finales del año 2017 la propiedad es comprada por un grupo de inversionistas, nos reunimos con ellos para mostrarle la extensa y valiosa historia que tenía ese lugar, avanzamos y nos permitieron realizar recreaciones historias.

Durante el año 2018 comenzamos el rescate del lugar junto con el arqueólogo Rubén Stehberg. Al finalizar el rescate, tuve el honor de participar en el informe final para el consejo de Monumentos Nacionales, por la Ley de Patrimonio 17288.

Luego de terminadas las obras, pude realizar en el lugar el lanzamiento de mi primer libro, “Historias Perdidas de la Zona Norte de Santiago”, y retomar las visitas guiadas. La semana pasada este hermoso lugar fue sede de la Enade 2022, la cual contó con la presencia del presidente electo.

Nada más que agradecer a la familia Díaz de Valdés y a Tomás Swett, este último unos de los propietarios de este mágico lugar.

Después de 7 años puedo decir, que un lugar perdido en el tiempo en Huechuraba, pasó a ser reconocido nacionalmente.

Misión cumplida !!!!

¿Y mis miedos de infancia? Mis miedos fueron canalizados por una hermosa historia que estará presente por siempre en mi vida.