Procesión del Señor de los Milagros

Cada año, el último fin de semana de octubre, la colonia peruana residente en Santiago se reúne en la Catedral de Santiago para celebrar al Señor de los Milagros.

 

Procesión del Señor de los Milagros

Las sahumadoras de la Cofradía del Señor de los Milagros preparan el incienso y mirra con el que acompañarán la procesión durante su recorrido por el centro de Santiago. Santiago de Chile, 12/10/08.

 

Procesión del Señor de los Milagros

Miembros de la Cofradía del Señor de los Milagros, con sus vistosas túnicas moradas, cargan el andor con la réplica de la imágen del Señor de los Milagros, una pintura de la imagen de Jesús Crucificado. Pintada en la pared por un esclavo angoleño en 1650 en la parroquia de Pachacamilla, Perú, la imagen original en poco tiempo se volvió objeto de culto debido a varios milagros a ella atribuidos. Esta devoción ha sido difundida en el mundo por los inmigrantes peruanos. En Chile hace diez años comenzó con un puñado de personas. Hoy son más de diez mil las que se congregan el tercer domingo de octubre para acompañarlo desde la catedral de Santiago hasta la Parroquia Italiana en el Parque Bustamante. Santiago de Chile, 12/10/08.

 

Procesión del Señor de los Milagros

La unión con la tradición es patente. La devoción al Señor de los Milagros, nacida alrededor del año 1650 en Lima, une el pasado colonial limeño con el santiaguino a través de las construcciones que rodean la Plaza de Armas. Santiago de Chile, 12/10/08.

Procesión del Señor de los Milagros

Procesión del Señor de los Milagros

Silenciosos y recogidos, los portadores del anda, cada año cumplen con su rol llevándola en turnos por las calles del centro de Santiago.

Procesión del Señor de los Milagros

Ya van tres horas y media de procesión y la muchedumbre aumenta su cantidad cuando enfilan por Santa Lucía hacia Diagonal Paraguay. Santiago de Chile, 12/10/08.

Tags: ,

Comentarios: