A más religión, menos estrés.

143
Pray
Estatua de un sacerdote rezando frente a un vitral en la Catedral de Notre Dame de Paris. © flickr.com/decadence/

 

Deutsche Welle 17/10/05.

A más religión, menos estrés.

Creencia, religiosidad y espiritualidad en relación con la salud. Temas de debate en el Congreso de la Academia Católica de Friburgo sobre la relación entre religión y salud.
No sólo en Alemania y en los EEUU muchos consideran que la religión y la espiritualidad conducen a una vida saludable. En el Congreso del fin de semana pasado en Friburgo, Alemania, se trataron temas como ¿Qué es lo que nos cura?, ¿Es más longevo el creyente?, ¿Vive más sano el creyente? o ¿Ayuda la espiritualidad contra las enfermedades?

¿Habrá que convertirse al Catolicismo?
El Instituto de Demoscopia de Allensbach publicó en la revista Geo un artículo de actualidad que afirma que los católicos sienten menos estrés que personas de otras religiones. Según sus encuestas, el 38% de los alemanes padece de estrés; alrededor del 60% se considera libre de estrés y entre ellos, el 67% son católicos – un número considerable. Entre los protestantes, sólo el 58% se considera libre de estrés y, de las otras confesiones, el 52%. Tengamos en cuenta, que los entrevistados fueron solamente 2.048 en toda Alemania.
Quizás los feligreses católicos pueden gozar de mayor tranquilidad porque se confiesan. Otras religiones no ofrecen esta alternativa. Algunas, con su severidad, pueden producir justamente estrés.

Lee también:  Entrevista a Rosita Parsons: ECHINUCO, Encuentro de Cocina Chilena

¿El que cura tiene razón?
Eckhard Frick, médico, psicoterapeuta y jesuita de Múnich, pone en tela de juicio la opinión tan difundida de que “el que cura, tiene razón”. Según su opinión, hay que tener cuidado cuando se habla de procesos de curación religiosa o espiritual. Muchas veces se trata de un apoyo y de donaciones sociales través de la comunidad eclesiástica. El apoyo financiero puede tener consecuencias positivas, sostiene Frick, pero los asistentes sociales también pueden ser enervantes.
Según Frick, todavía no se sabe lo suficiente sobre la causalidad del efecto curativo de religión y espiritualidad. Es muy fácil enunciar la receta de “cuanto más espiritual, mejor”. Frick no está de acuerdo con que se les indique a los pacientes realizar actividades religiosas. Sí piensa que tanto los médicos como el personal sanitario deberían tener más en cuenta la parte espiritual del paciente.

Atención en hospitales
Dos monjas de un hospital de Friburgo comentaron la repetida frase de los pacientes: ¿Qué hice para enfermarme así? Esta frase tiene una connotación religiosa. Muchos pacientes no se animan a hablar de ello con los médicos por considerar que sólo les incumbe la administración de medicamentos y las operaciones.
Dietrich Korsch, teólogo evangélico de Marburg, sostiene que la tarea del médico debe abarcar el cuerpo y el alma, que ambos tienen igual importancia y que deben verse en correlación. Korsch va más allá cuando dice que toda tarea medicinal tiene dimensiones religiosas y exige que se les explique a los estudiantes de medicina la relación entre el bienestar físico y la compresión espiritual. “Los médicos no deben excluir la dimensión religiosa”, afirma Korsch. Pero sería falso, agregó, recurrir a prácticas espirituales cuando la medicina no tiene respuestas.

Lee también:  Trolebús hará recorrido patrimonial en Valparaíso

Susana Helfgot