Manuel López García, Fotógrafo Minutero de Valparaíso

270

Recorrer los cerros de Valparaíso para contemplar la arquitectura y sus sinuosas calles a veces tiene sus sorpresas. Este fue el caso de encontrarse en pleno paseo Yugoslavo con un fotógrafo minutero.

Todo había comenzado una tarde de sábado en que después de haber subido la escala del Cerro Cordillera, y haber visitado el Museo Lord Cochrane con sus espectacular vista de la bahía, seguimos subiendo para conocer el recientemente restaurado ascensor San Agustín, para luego bajar y llegar por José Tomás Ramos a la Plaza de la Justicia y ahí tomar otro ascensor: “El Peral” hasta llegar al paseo Yugoslavo.

Manuel López García, fotógrafo minutero
Manuel López García, fotógrafo minutero

Ahí uno tiene una vista privilegiada de la bahía. Sin embargo lo que más me impresionó fue ver una cámara de cajón o minutera instalada en medio del paseo. Como ya conocía del tema por haber conversado con el minutero que trabaja en la Plaza de Armas de Santiago, Luis Maldonado, la miré un poco desconfiado esperando encontrar una polaroid o una impresora colgando, y así echar por tierra mi “buena” impresión. Habían unas copias blanco y negro a los costados, lo que era un buen indicio, pero del fotógrafo nada. Seguí caminando un poco pero decidí volver y pregunté por él. “Soy Manuel López García, fotógrafo”, me dijo. Ahí conversamos un poco y por la módica suma de $2.000 decidí inmortalizarme.

Mientras preparaba la antigua cámara alemana de 1920 (que usa un lente Carl Zeiss Jena 536585) colocando el papel en su interior a través de una larga manga negra para que no la velara la luz, me fue contando como se inició en la fotografía de cuarto oscuro, análoga, en Santiago por allá por el año 98 y después de trabajar en un laboratorio cubriendo reuniones médicas, se encuentra con esta cámara, la que le cambiará su vida.“Ésta cámara perteneció a un fotógrafo minutero de Santiago, el maestro Lagos, de Renca, el cual asistía a cumpleaños y celebraciones en mi familia, momentos que me acercaron de una manera especial a la fotografía por asociarla a días de fiesta. Al fallecer la viuda decide botarlajunto a lo que quedaba del laboratorio del maestro y por esos azares de la vida pasaba por el lugar junto a mi padre el cual conversa con ella para que nos la venda.”

Lee también:  Comienza Restauración de Iglesia San Francisco de Valparaíso

“Mientras me encontraba trabajando en el  laboratorio farmacéutico cubriendo seminarios médicos viajo a Valparaíso e indago un poco y me doy cuenta que el oficio de fotógrafo minutero ya no existe, decido así emprender ésta aventura con unos pocos ahorros e instalarme en esta ciudad y desde aquí poner en valor el oficio e irradiarlo al resto del país.”

foto-minutera-valparaiso
Foto minutera en blanco y negro con las esquinas del marco irregulares, lo que es el sello de cada fotógrafo

Y esa ha sido la pasión que lo ha acompañado desde el año 2005 en el Paseo Yugoslavo y otros lugares del puerto retratando a los turistas que llegan y que se ven sorprendidos al encontrar una pequeña caja que produce una foto que tiene la particularidad, en este caso,  de cumplir con el tamaño de una postal de la época y a la cual se le pegaba una estampilla y se podía mandar a los familiares como recuerdo de un viaje.

Su trabajo ayuda a perpetuar este antiguo oficio, ya casi desaparecido, que a las nuevas generaciones asombra por el proceso “mecánico” que tiene la toma y el revelado. A los más antiguos la nostalgia por los recuerdos de infancia que evoca.

Lo encuentra en el Paseo Yugoslavo de viernes a lunes durante el año. En el verano todos los días.

[box type=”info”]Manuel López García, fotógrafo
José Tomás Ramos 550
Valparaíso- Chile
Fono 09-4654163
[email protected][/box]

 

[box type=”note” icon=” “]

Lee también:  IV Seminario de Cultura Tradicional se realizará en Castro

¿Qué es un “fotógrafo minutero”?

Es un oficio tradicional cuyo desarrollo se remonta a principios del siglo XX. Se ejerce fundamentalmente en la vía pública, aunque algunas veces realizan trabajos a domicilio.

Retratan a los turistas y transeúntes que lo soliciten aprovechando la luz natural del lugar en el que se encuentran. El proceso consta de los siguientes pasos: primero la toma, luego el revelado del negativo, su reproducción y ampliación antes de finalmente proceder al revelado del positivo. Todo este proceso se realiza en el “cajón”, que es también la cámara misma. Comunmente cuelga un pequeño balde en que se lava la footgrafía para quitarle los químicos (revelador y fijador). El tiempo de elaboración del retrato desde la toma hasta su entrega ronda alrededor de unos 10 minutos.

En Valparaíso, donde se inicia la fotografía en Chile, hasta no hace muchos años eran muy populares en en sus diferentes plazas y parques. El lugar de trabajo de los “minuteros”, podía ser tanto en el Muelle Prat, o en Plaza de la Victoria, Plaza Echaurren; Plaza Anibal Pinto como en Parque Italia; en El Almendral como en los miradores y paseos de cerros de Valparaíso; en Plaza O’Higgins trabajaron los dos últimos maestros.

El pregón para atraer clientes era ¨Foto al Minuto¨ debido a que fotografiar era cuestión de un par de minutos dentro de su cajón de madera, un verdadero laboratorio portátil que permite captar luz sobre diversos materiales como el metal, vidrio, papel u otros y revelar en su interior.

[/box]