Fue consagrado el reconstruido el templo de Santo Tomás de Camiña

98

De distintas partes del país llegaron peregrinos a la localidad de Camiña, en la Región de Tarapacá, para celebrar el sábado 21 de enero el término de la reconstrucción —que tardó 7 años— y consagración de la iglesia Santo Tomás, de la que se tiene registro desde el 1640 y fue declarada Monumento Histórico, y haya quedado gravemente dañada por el terremoto que azotó el Norte Grande el 13 de junio de 2005.

Iglesia Santo Tomás de Camiña

Acompañados con el repicar de las campanas y al son de la banda, los asistentes después de casi 7 años de espera, entraron por primera vez a la parroquia Santo Tomás de Camiña para vivir la consagración del templo, donde el Obispo untó el santo Crisma, haciendo la señal de la cruz en el centro del Altar y en cada una de las esquinas. También lo incensó, y una vez finalizado este momento, algunos miembros de la comunidad revistieron el altar con manteles y dos cirios, además de los jarrones de flores que pusieron a los pies del Señor.

En su intervención, el Obispo de Iquique, monseñor Marco Antonio Órdenes dijo: “Querida comunidad de Camiña, no nos olvidemos que no basta solamente con reconstruir la iglesia en sus piedras materiales, es necesario reconstruirla también en la participación y el esfuerzo de cuidar nuestra fe y nuestra identidad, que está tejida con nuestras raíces ancestrales y con la fe que nos trajeron los primeros que llegaron aquí para darnos a conocer el nombre de Jesucristo”.

También aseguró el Obispo el compartir la felicidad del pueblo camiñano “porque esta es la casa de Dios y la puerta del cielo, porque se había venido abajo y con ello también nuestra identidad, nuestra cultura, estos siglos donde se ha ido bordando y la memoria de esta tierra bordada con Dios y con la agricultura, con el agua y con la tierra, bordada con la oración, con los cuidados del fabriquero, con los altos y bajos de una comunidad, pero siempre bordada”.

En declaraciones, el Director Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, Alejandro Sepúlveda aseguró que lo mejor del pueblo de Chile “es su gente y su fe en Dios”, y aseveró la continuidad de los trabajos de reconstrucción de los templos de: Carahuano, Sibaya, Llimaxiña, Mocha y Laonzana, además de anunciar que “abordaremos el diseño de Nama y Sipiza”.

Este proyecto fue financiado por la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre, por el Obispado de Iquique y la comunidad de Camiña, y el MOP.