Tarapacá: Restaurada Antigua Iglesia de Mocha

260

Escondido entre los agrestes abrigos de la quebrada de Tarapacá,  el pueblo de Mocha celebró el pasado jueves 13 de junio a su patrono San Antonio y la reinauguración de su iglesia, que estaba seriamente dañada desde el terremoto de 2005.

La restauración de esta reliquia religioso-cultural — Monumento Histórico Nacional desde 1951 –,forma parte del proyecto del Ministerio de Obras Públicas destinado a recuperar las iglesias caídas durante el terremoto. Se ha tenido así la visión y sensibilidad de rescatar para el presente y las futuras generaciones todo este invaluable patrimonio regional, el cual forma parte del rico mosaico de la identidad chilena.

El 13 de junio de 2005 los habitantes de este pequeño poblado ubicado a 140 km. al noreste de Iquique, en la quebrada de Tarapacá, se encontraban celebrando a su patrono San Antonio cuando un terremoto 7,9 Richter derribó casi la mitad del poblado y dañó seriamente la antiquísima capilla barroca con 435 años de historia.
Hoy, ocho años más tarde, gracias a esta iniciativa gubernamental de levantar las iglesias norteñas afectadas por el terremoto, ha visto a sus feligreses nuevamente reunidos bajo sus venerables espacios sacros para celebrar la Eucaristía y a su patrón.

[box type=”note” border=”full” icon=” “]

La Capilla de Mocha

Declarada Monumento Histórico Nacional en 1951, es de estilo barroco andino y data, nada menos, que de 1578. Fue destruida y reconstruida sucesivamente a raíz de los terremotos de 1868, 1876 y 2005. Además un incendio la afectó en 1938.

Con una superficie total de 423 m construidos, el templo posee una planta de 47 metros de largo por 12 de ancho y en su reconstrucción se utilizaron 20 mil bloques de adobe y 12 mil cañas, traídas desde Codpa, al interior de Arica.

El sagrado recinto, guardián entrañable de la memoria histórica de la zona, es un centro espiritual y social. Porque Mocha, hoy verdadero pueblo ceremonial donde sólo viven permanentemente 20 personas, revive –como por encanto– para las fiestas patronales de San Antonio, recibiendo a sus habitantes dispersos en diferentes centros urbanos de la región.

Más información en monumentos.cl

[/box]

El 13 de junio recién pasado la celebración comenzó con la procesión de los santos y el Cristo por parte de los vecinos y autoridades hasta la explanada frente a la Iglesia, acompañado de bandas de bronces, para luego iniciar la ceremonia.

Francisco Rivera, presidente del Comité de Restauración de la Iglesia de Mocha, recordó el instante en que la Iglesia cayó mientras celebraban a San Antonio “ese día fue trágico, tuvimos que unirnos como comunidad para poder volver a poner la iglesia de pie y gracias además al aporte del Gobierno Regional y del MOP”.

En seguida el seremi del MOP, Vladimir Sciaraffia, quien señaló que “apenas asumí como director de Arquitectura, la Intendenta nos encomendó la tarea de levantar las iglesias, éste proceso ha sido de mucho esfuerzo y trabajo, pues no existen planos de ellas, lo que implica reconstruirla en base a historia y testimonios, lo que a su vez, enriquece mucho más la labor de restaurarla”.

La intendente, Luz Ebensperger, por su parte señaló que “durante el 2014 estaríamos terminando el programa de reconstrucción de las iglesias, ésta es la séptima por inaugurar, nos quedan 2 más en Huara aún, más 3 próximas a construir, cumpliendo con el objetivo del presidente Piñera quien expresamente solicitó levantar las iglesias destruidas por el terremoto”.

Posteriormente vino el corte de cinta, instancia donde los vecinos, entre lágrimas, agradecieron al Comité de Restauración de la Iglesia y a las autoridades por el esfuerzo realizado para estar finalmente reinaugurándola en ese instante. Una vez cortada, los asistentes ingresaron con la procesión a la iglesia, encabezados por el padre Guillermo,  y se dio inicio a la liturgia para celebrar al patrono, San Antonio.

Restauración

Alexis Gajardo, arquitecto encargado de Patrimonio del MOP, explicó que la iglesia fue reconstruida casi en un 100% a base principalmente de adobe, piedra y barro. Recuperaron la tipología de cielo tradicional con un entramado de caña y tejido de totora.

Para la construcción de esta iglesia el gobierno destinó 407 millones de pesos, a través de fondos FNDR y provisión de la Puesta en Valor del Patrimonio, perteneciente a la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, Subdere, sin embargo la inversión total para reconstruir estos edificios patrimoniales supera los 4 mil millones de pesos.

Hasta el momento se han inaugurado las iglesias de Usmagama, Huaviña, Camiña, Caraguano, Llocuoma y Villacoyo, y Mocha, prontamente finalizarán las de Laonzana y Limaxiña y se gestiona la pronta ejecución de las iglesias de Sibaya, Sipiza y Huasquiña.

Comentarios: